Es frecuente que muchas parejas tengan crisis y fricciones a lo largo de la relación. Son muchos años conviviendo y compartiendo vida al lado de la otra persona, y no es de extrañar que aparezcan problemas que desgasten el vínculo y que generen incertidumbre sobre el futuro de la relación.

Algunos de los problemas más frecuentes que vemos en consulta pueden ser: dificultades para mantener una comunicación asertiva, la erosión de la rutina, descenso del deseo sexual, sentimientos de rencor hacia la pareja, diferencias en valores, etc. En definitiva, uno o varios de estos problemas pueden llevar a la pareja a pensar que “esto no va a ningún lado”.

Llegados a este punto, la mediación de un psicólogo puede ayudar a identificar e intervenir en estos problemas, y a conseguir que el desenlace de la relación, sea cual sea el que elija la pareja, sea lo más satisfactorio y pacífico posible.

La terapia de parejas es uno de los servicios más solicitados en Dánae, y llevamos muchos años aportando valor a las personas en este campo.

¡Compártenos en las redes!