La psiquiatría (del griego psiqué, alma, e iatréia, curación) es la rama de la medicina dedicada al estudio de los trastornos mentales con el objetivo de prevenir, evaluar, diagnosticar, tratar y rehabilitar a las personas con trastornos mentales y asegurar la autonomía y la adaptación del individuo a las condiciones de su existencia. Como herramienta al servicio del ser humano, la medicina se vale del conocimiento adquirido en su ámbito científico, aplicándolo al alivio del sufrimiento mental asociado con los trastornos de la salud mental. La psiquiatría suele adopneurología (2)tar un modelo médico para afrontar los trastornos mentales, pero considera tanto los factores biológicos como psicológicos, socio/culturales y antropológicos. Su objetivo es el estudio de la enfermedad mental, los efectos bioquímicos y ambientales sobre la dinámica del comportamiento y cómo interaccionan con el organismo para enfrentarse al mundo.

La psiquiatría, al ser una disciplina médica, tiene como elemento fundamental la realización de un diagnóstico, lo que implica la capacidad de distinguir trastornos mentales y alteraciones de la conducta debidas a otras causas. La psicología, además de ocuparse del ámbito clínico puede hacerlo en otras áreas no ligadas al alivio del sufrimiento pero sí relativos a la salud (deportiva, organizacional, jurídica, neurociencias, social, educativa, infantil). Las diferencias entre psiquiatras y psicólogos son varias: por un lado, los primeros son médicos especializados en salud mental, mientras que los psicólogos tienen formación y experimentación directamente en el tratamiento de la salud mental; por otra parte, el tratamiento que pueden ofrecer ambos es similar, pero los psiquiatras son los únicos autorizados legalmente a recetar medicamentos.

La Neurología es la especialidad médica que estudia la estructura, función y desarrollo del sistema nervioso (central, periférico y autónomo) y muscular en estaneuropsicologiado normal y patológico, utilizando todas las técnicas clínicas e instrumentales de estudio, diagnóstico y tratamiento actualmente en uso o que puedan desarrollarse en el futuro. La Neurología se ocupa de forma integral de la asistencia médica al enfermo neurológico, de la docencia en todas las materias que afectan al sistema nervioso y la investigación, tanto clínica como básica, dentro de su ámbito.

Las enfermedades más conocidas y frecuentes son la demencia (p.ej. Enfermedad de Alzheimer, demencia vascular), el ictus (p. ej. infarto y la hemorragia cerebral), epilepsia, enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple, migrañas…. Estas enfermedades pueden afectar tanto a personas jóvenes como a las de avanzada edad. Pueden llegar a mermar de forma grave muchas de nuestras capacidades (movimiento, memoria y  pensamiento, el lenguaje, etc.) por lo que tienen consecuencias que pueden impedir a muchas personas el realizar incluso las actividades más básicas de la vida diaria, pudiendo ocasionar muy frecuentemente algún tipo diversidad funcional – discapacidad – y dependencia.

¡Compártenos en las redes!