Los grandes cambios socio-políticos y económicos ocurridos en los últimos años en España y Europa, junto a los importantes avances científicos y técnicos, así como las nuevas problemáticas asociadas a grandes sectores de la población, han hecho que la psicología en España haya tenido un espectacular crecimiento.

La actividad profesional de los psicólogos ha experimentado un auge extraordinario en las últimas décadas. Esta expansión sólo puede explicarse desde un marco complejo de factores que han interactuado positivamente para propiciar este fenómeno, y lograr pasar de la práctica desaparición de la psicología tras la Guerra Civil Española, a que esta tenga un impacto notable en la vida española y sea ampliamente reconocida en el ámbito social.

Este crecimiento ha estado vinculado a nuevos retos y exigencias tanto de la sociedad en general, como de los profesionales que desarrollan una disciplina única y a la vez tan versátil en su aplicación como es la psicología. Los psicólogos contamos con un cuerpo de conocimientos que nos permite explicar e intervenir en distintas áreas y resolver problemas diversos que se incardinan en la cambiante realidad social. Tenemos una visión multidimensional de la persona, que nos capacita para actuar en cualquier ámbito en el cual participa un ser humano, realizando esta intervención desde una perspectiva integral, pudiendo utilizar un sinfín de instrumentos y técnicas que sobre una adecuada base teórica y filosófica están avaladas científica y experiencialmente.  (Santolaya Ochando, F., Perfiles Profesionales del Psicólogo)

¡Compártenos en las redes!